Os haré una oferta que no podréis rechazar...

ESPECIAL: ORSON WELLES (PARTE III)

Hay  mucho Welles después de Ciudadano Kane. Múltiples películas engrosaron su filmografía, la mayoría inacabadas, o abandonadas en distintas fases de su desarrollo  por falta de financiación.

Vamos a rescatar cuatro de ellas.

EL CUARTO MANDAMIENTO, 1942

El cuarto mandamiento, The magnificent Amberson
(Foto: escena de la película, Imdb)

En justicia éste podía haber sido el momento de lucimiento de Orson Welles.  Una película de época basada en una novela ganadora del premio Pulitzer.  Un guión  escrito por él mismo, que retrata la decadencia de la familia Amberson. Y una  historia de amor imposible entre dos personajes separados por sucesivos desencuentros.

Welles  rodó largos planos secuencia, usando la luz para aportar estados de ánimo a sus escenas.  Depurando, en definitiva el sello Welles.

En realidad nunca sabremos cómo era el filme original, ya que la RKO  eliminó metraje, y cambió la parte final. Sin embargo, ésto no evitó el fracaso en taquilla, y la rescisión del contrato de Welles.

Aún así,  El cuarto mandamiento ha sido redescubierta y muchas voces la sitúan en el top de su filmografía, por encima de Ciudadano Kane.

LA DAMA DE SHANGHAI, 1947

La dama de Shanghai
(Foto: escena de la película, Imdb)

Si alguien podía ganarse el corazón del mito erótico del momento, Rita Hayworth, ése era Orson Welles. Sólo necesitó una cosa, proponérselo. Su personalidad arrolladora, y una seguridad en sí mismo subyugante,  hicieron el resto. Ella cayó hipnotizada a sus pies.

Formaron un matrimonio breve, que no comió demasiadas perdices. Afortunadamente nos queda su unión cinematográfica,  La Dama de Shanghai.

Rita Hayworth era una estrella en ascenso, él todo lo contrario. Sin embargo, una vez más, Welles demostró que no estaba dispuesto a hacer más que lo que le viniera en gana, facturando uno de los filmes más originales del cine negro.

Un viaje alucinado que se narra en primera persona. Un trío imposible devorándose mutuamente,  enloquecido por el olor a dinero que emana del matrimonio Bannister. Y esa escena final de los espejos,  que parece que nos habla de ellos mismos, de su ruptura  y su tragedia.

(Ir al  Especial Orson Welles:  Parte IV y última).

¿Te gustó este artículo? Compártelo en tus redes...

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Información básica sobre el tratamiento de datos personales conforme al RGPD (UE) 2016/679 y a la LOPDGDD 3/2018.

Responsable: Mónica Balboa Caurel Finalidad: Contactar con el interesado. Atender las peticiones de información recibidas y responder las consultas planteadas. Enviar comunicaciones comerciales electrónicas sobre nuestros servicios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: WEBEMPRESA EUROPA S.L. (proveedor de hosting de cineenunminuto.com) dentro de la UE. Ver la Política de Privacidad de WEBEMPRESA. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, indicados en la información adicional, que puede ejercer dirigiéndose a la dirección del responsable del tratamiento en administrador@cineenunminuto.com Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en las cláusulas anexas que se encuentran en https://cineenunminuto.com/politica-privacidad

PUBLICACIONES RELACIONADAS

GANGS OF NEW YORK
Cine Hollywood

GANGS OF NEW YORK, cumple 20 años

En Gangs of New York, Martin Scorsese nos lleva de nuevo a su ciudad. Eso sí, olvidaos de los  rascacielos de postal y los paisajes  cosmopolitas y bienvenidos a la selva de Five Points de mediados del siglo XIX.

SIGUE LEYENDO »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Subir